domingo, 22 julio 2018
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)
Efectos en Hueso por Ejercicios E-mail

 

Osteoartritis
El ejercicio ayuda a reducir el dolor y la rigidez, y aumenta la flexibilidad, la fuerza muscular, el entrenamiento, y hace que las personas se encuentren mejor. El ejercicio asimismo ayuda a las personas a perder peso y a mantenerse en el peso ideal. Los pacientes con artrosis deberían evitar los deportes de alto impacto como el jogging, el tenis, o el squash.


ejercicioLos tres tipos de ejercicio ideales para las personas con artritis son los que procuran un buen rango de movilidad, un buen fortalecimiento, y los ejercicios aeróbicos. Los ejercicios de fortalecimiento incluyen el ejercicio isométrico y los ejercicios de estiramiento, para conseguir fuerza y flexibilidad sin sobrecargar las articulaciones. Estos ejercicios pueden ser particularmente importantes si la debilidad muscular de las piernas es la causa de la artrosis, tal y como apuntan algunas investigaciones. El ejercicio aeróbico de bajo impacto también ayuda a estabilizar y fijar las articulaciones, y puede incluso reducir la inflamación en algunas de ellas. La bicicleta y caminar son beneficiosos, y la natación o los ejercicios en agua se recomiendan especialmente para las personas con artritis.


Osteoporosis
El ejercicio es muy importante para frenar la progresión de la osteoporosis. Las mujeres deberían empezar a practicar ejercicio antes de la adolescencia, ya que la masa ósea aumenta durante la pubertad y alcanza su pico máximo entre los 20 y los 30 años. El ejercicio con pesas, que aplica tensión al músculo y al hueso, estimula al cuerpo para compensar el estrés añadido, y consigue aumentar así la densidad ósea hasta un 2-8% al año. Los ejercicios de gran impacto con pesas, tienen un marcado efecto anti-osteoporótico para las mujeres premenopáusicas. Sin embargo, este tipo de ejercicios aumenta el riesgo de fracturas osteoporóticas en los ancianos, que se benefician más de caminatas largas, regulares y a paso ligero.


Problemas de Espalda
Una de las quejas más comunes de las mujeres y los hombres modernos, el dolor lumbar, afecta al 80% de todos los pacientes. La vida sedentaria, la obesidad, las malas posturas, el mobiliario mal diseñado, y el estrés contribuyen en conjunto al dolor de espalda. Un programa adecuado de ejercicio centrado en la flexibilidad y el fortalecimiento de los músculos del abdomen puede ser de ayuda para la prevención de los problemas de espalda. El yoga es muy adecuado, y podría ser incorporado a los periodos de calentamiento y enfriamiento. Los mejores ejercicios para los atletas con molestias de espalda incluyen la natación, caminar, y el esquí de fondo. Deben evitarse los deportes de alto impacto, como el aeróbic y el esquí alpino. Los ejercicios que fortalecen los músculos abdominales como las abdominales o las "sentadas" parciales, que mantienen la curva normal de la espalda y ayudan a aguantar el peso del cuerpo, pueden aliviar el estrés en la zona lumbar. Sin embargo, los ejercicios clásicos de "abdominales" pueden agravar el dolor de espalda y deben evitarse en las personas con riesgo de problemas lumbares.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos