martes, 20 febrero 2018
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)
Ejercicio en Embarazo E-mail

 

Las mujeres sanas con embarazos normales deben hacer ejercicio al menos tres veces a la semana, con especial cuidado en realizar un calentamiento, un enfriamiento, y en beber líquidos en abundancia. Existen muchos programas de ejercicio prenatales. Los expertos aconsejan, en general, que al practicar el ejercicio, la futura madre no debe exceder un 70-75% de su frecuencia cardiaca máxima, o más de 150 latidos por minuto. En cualquier caso, las mujeres en buena forma física que hacen ejercicio regularmente antes del parto pueden, practicarlo con mayor intensidad, ya que no sienten molestia alguna. De acuerdo con un estudio actual, el ejercicio vigoroso puede mejorar las posibilidades de un parto a término.


ejercicioTodas las embarazadas deben evitar los ejercicios de gran impacto, con sacudidas y fuerte estrés, como el aeróbic, que pueden debilitar los músculos del suelo de la pelvis que aguantan el útero. Durante el ejercicio, las mujeres deben controlar su temperatura para evitar un sobrecalentamiento - un efecto secundario que puede dañar al feto. La natación y los ejercicios aeróbicos en el agua son la mejor opción para la mayor parte de las embarazadas y tienen un efecto positivo en las mujeres que retienen líquidos. Los ejercicios en el agua no causan impactos, el sobrecalentamiento es improbable, y nadar boca abajo promueve el óptimo flujo sanguíneo al útero. Caminar es asimismo beneficioso. Para reforzar los músculos pélvicos, las mujeres deben realizar el ejercicio de Kegel al menos 6 veces al día, que consiste en una contracción de los músculos que rodean la vagina y la uretra durante 3 segundos en tandas de 12-15 repeticiones.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos