Mejorando los Tobillos Delgados

Miércoles, 17 Septiembre   

Un ejercicio sencillo es levantar los tobillos o pantorrillas:
Puedes hacerlo con un libro grueso para apoyo o simplemente parada en el piso. Pon un libro grueso y duro o un pedazo de madera o algo en lo que te puedas parar. Pon las puntas de los pies en el libro y el resto en el piso y levanta el cuerpo usando las pantorrillas de manera que quedes paralela o sea los pies horizontales. En otras palabras levanta el cuerpo usando las puntas de pies. En realidad estas usando los tobillos no las puntas.
Este ejercicio trabaja los músculos de los tobillos y podría dolerte los primeros días. Para empezar haz 12 repeticiones (1 set), descansa 15 segundos y haz otras 12. Cuando se vuelva muy fácil haz 12 más (3 set) y después puedes ponerte pesas de tobillo para hacerlo más difícil.
Bajar y subir escaleras también ayuda a fortalecer los músculos de los tobillos.
Seleccionando zapatos para unas pantorrillas más bonitas. Evita usar tacones muy altos y de punta. Los zapatos con tobillera hacen que el tobillo se vea más grueso lo mismo que los tacones de cuña y gruesos.